Cultura

Bailes y danzas

Serán seguramente, las “mutildantzak” de Baztan, los bailes de mayor arraigo e importancia en el Valle, tanto por el número de dantzaris como por su significado histórico y social, habiéndose convertido con el tiempo en una de nuestras auténticas señas de identidad en el ámbito de las costumbres y el folklore.

Como luego se verá, hay también otras dantzas a destacar en nuestra cultura popular, que siguen también muy vigentes en fechas señaladas y fiestas populares, pero varios aspectos dan a la mutildantza un carácter singular, y lo convierten en un baile especial, querido y respetado por los de aquí y motivo de curiosidad y asombro para el visitante.

El origen de la Mutildantza, que a principios del S.XX se bailaba también en la Ultzama y Lanz, según Hilario Olazarán, es incierto. No hay datos sobre el mismo. Está claro que es muy antiguo, a juzgar por su fisonomía, sus maneras un tanto rituales, pausadas, sencillas y solemnes.

El txistulari y el atabalari comienzan con el “Hiru puntukoa”, que es en realidad una invitación a los dantzaris, descubiertos, a sumarse a la fila, y a cuyo final estos se detienen, se saludan por parejas con la boina, y comienza el “Billantziko”, posiblemente el baile más mecánico y fácil de aprender de todos. Luego normalmente se interpreta alguna Mutildantza de “punto” como Anarxume o Xoxuarena, casi siempre también el Muxiko, una de las más animadas y vistosas, y ya después, en función del número de dantzaris (y de las ganas que tengan), Billantziko Txiki, Xerri begi, enlazadas Ardoarena, Anoar Haundi y Tellerin… para acabar con un Zortziko.

Maurizio eta Felix...ezin atzendu!


Maurizio eta Felix, ezin atzendu! por Jaime Viguria

A pesar de que se han perdido unas cuantas, las mutildantzas se siguen bailando en diversos pueblos del Valle, bien es cierto que en un tiempo se bailaban casi cada domingo en la plaza de cada pueblo. Eran épocas de mayor esplendor, en las que se puede decir que cada pueblo contaba con txistulari y atabalari propios, que dieron paso a mediados del s. XX, a una casi total desaparición de estas antiguas tradiciones, coincidiendo con la dictadura, y si han llegado hasta nuestros días es gracias a la impagable labor de quienes se preocuparon de rescatarlas del olvido: en un principio, Antonio y Maurizio Elizalde sobre todo.

Ambos, padre e hijo, afamados txistularis y entusiastas de nuestra vieja tradición musical y folklórica, realizaron (gracias a su formación, sobre todo por parte de Maurizio) la árdua tarea de trasladar a la partitura las melodías que ya conocían de oído y recopilar otras casi olvidadas de boca de sus mayores, haciéndoles tararear y silbar mutildantzas que iban camino de la desaparición, así como recordar los pasos que las acompañaban. Al parecer, y como ejemplo, en cierta ocasión oyó Antonio a un guarda de montes entonar una, para él, desconocida melodía, que resultó ser “Tellerin”, y finalmente Maurizio se encargó de su arreglo y trascripción a papel.

Citar también la figura histórica de Mariano Izeta, durante tantos años encabezando la fila en las mutildantzas de Elizondo, que contribuyó a fomentar con su sempiterna presencia y su buen hacer este baile entre jóvenes y mayores. En los años 60 y 70, en el momento más crítico, animaba Mariano a los dantzaris a juntarse para que se hiciera al menos hilera en la plaza. Seis o siete era ya todo un triunfo.

También han contribuido a clasificar y documentar estos bailes los también txistularis arizkundarras, y también padre e hijo, Javier y Patxi Larralde, que recopilan en sus estudios hasta 19 mutildantzas. Y en su enseñanza y difusión mencionar a Valentín Barragán y Félix Salaburu, entre otros, que además siempre han dedicado su tiempo y esfuerzo de forma altruista: amor al arte, nunca mejor dicho.

Hoy en día, de las veinticinco que pudo haber antaño, la lista de nuestras mutildantzas estaría conformada por: Aunitz urtez, Hiru puntukoa, Billantzikoa, Zazpi jauziak, Xoxoarena, Txoriarena, Anartxume, Xerri begi, Birigarroarena, Mando zaharrarena, Billantziko txiki, Anoar haundi, Ardoarena, Zahar dantza, Musikoa, y Tellerin.

Comentar, por último, que esta tradición nuestra se ha perdido por desgracia en muchos de nuestros pueblos, sobre todo en los más pequeños, pero se mantiene aún en unos cuantos. Además del día de Baztandarren Biltzarra en Elizondo el tercer domingo de julio de cada año, se bailan Mutildantzas en las Fiestas Patronales del mismo Elizondo, también en número importante en las de Arizkun, en Irurita, en Lekaroz, Amaiur, Erratzu, Elbete, y ocasionalmente en Gartzain y Arraioz.

ELIZONDOKO KONPARTSAKO TXISTULARIAK

www.facebook.com/ ElizondokoKonpartsakoTxistulariak

BAZTANGO DANTZARIAK

www.baztangodantzariak.com

BAZTANDARRAK DANTZA TALDEA

https://www.facebook.com/pages/ Baztandarrak-Dantza-Taldea

JO ALA JO KULTUR TALDEA

https://www.facebook.com/pages/ Baztandarrak-Dantza-Taldea